lunes, 22 de marzo de 2010

9 MARZO 2010... Una puesta de sol en LA PEÑA (Valcobero, Palencia)...

Horas serenas del ocaso breve,
cuando la mar se abraza con el cielo
y se despierta el inmortal anhelo
que al fundirse la lumbre, la lumbre bebe.

Copos perdidos de encendida nieve,
las estrellas se posan en el suelo
de la noche celeste, y su consuelo
nos dan piadosas con su brillo leve.

Como en concha sutil perla perdida,
lágrima de las olas gemebundas,
entre el cielo y la mar sobrecogida

el alma cuaja luces moribundas
y recoge en el lecho de su vida
el poso de sus penas más profundas.

"Horas serenas del ocaso breve"
Miguel de Unamuno














¡Saludos Esgalleros! =D

5 comentarios:

Cienfuegos dijo...

Te has acostado poeta. Las fotos preciosas, pero no serán de este fin de semana, ¿no?. Lo digo porque por aqui el tiempo ha sido horrible. El sábado, ya preparados para salir, nos volvimos para la cama a la vista de como estaba lloviendo y el domingo con comida familiar y a falta de poder hacer otra cosa subi con la cria a dar un paseo por el monte Naranco (nos 600 m de altitud) y la niebla y el frío eran de los buenos.
¿se me nota el monazo?
Un saludo

victor dijo...

Poeta.......

vidal dijo...

Muy buenas Cienfuegos!!!... ya ves, ramalazos que le dan a uno, ja, ja, ja... pero no te creas, que deje la entrada programada para engañar, je, je, je... Te voy a poner suspenso en lectura de títulos, porque pone en grande la fecha, ja, ja, ja!!!... la verdad es que se me ha amontonao mucho trabajo atrasado y le estoy dando salida poco a poco... por aquí el fin de semana ha sido de malo, tirando a muy malo... así que de monte na de ná y mucho monazo también!!!...

Hola Víctor!!!... ¿poeta yo?, no hombre no, pa poeta el Sr. Unamuno, yo solo "copiador" y "afotador" aficionadillo, ja, ja, ja...

Saludos Esgalleros para los dos y muchas gracias por la visita!!!

enrique dijo...

Las fotos son estupendas y la poesía muy emotiva de ese algo de paz que uno busca en la montaña, cuando al atardecer parece que el mundo se detiene.
Unamuno cuando se exilió en Francia en el año 1924 una de las cosas que más echaba de menos era el aire y las vistas de Gredos.
Como las de estas montañas de Palencia y de León que atrapan tanto. Un saludo.

vidal dijo...

Muchas Gracias por lo que me toca Enrique!!!... No me extraña que a Unamuno le entrara esa morriña de sus montañas... a mí me pasaría exactamente lo mismo... ¿qué tendrán que tanto nos gustan?... Saludos Esgalleros!!!...